El As de Bastos en el Tarot Waite


Los Ases indican siempre un nuevo comienzo o una nueva situación entrando en nuestra vida. Son cartas muy positivas, pero exigen de nosotros que aprovechemos la ocasión y no la dejemos pasar. En la carta del As de Bastos podemos observar una mano poderosa, que podría ser la mano de la Divinidad, surgiendo de entre las nubes. La mano sostiene un bastón, poderoso en su forma casi fálica; esta simbología sexual nos revela que esta carta nos invita a crear y engendrar cosas nuevas. El bastón está florecido, indicando la productividad de esta carta, y las hojas que caen se transforman en Yods, letras hebreas del nombre de Dios, como ya ocurría en algunos arcanos mayores, insistiendo en la energía divina latente.
 

El As de Bastos en el Tarot es una señal de grandes cambios relacionados con la creatividad, emociones, cambios personales, aventuras, valentía y poder. En las lecturas suele significar un inicio de un periodo de mejora, una mejora que está en camino pero quizás no hemos reconocido.

El As de Bastos nos habla del surgimiento de ideas, mejora del optimismo o la necesidad de atreverse. Cuando aparece nos habla de que es momento de analizar nuestras vidas, para ver si estamos manejando la situación correctamente.  A veces hay que arriesgar para conseguir lo que queremos.


Con el nombre de As de Bastos, esta carta ocupa el primer lugar del palo Bastos de los arcanos menores. En líneas generales, el As de Bastos es interpretado por la mayoría de cartománticos como señal de grandes oportunidades en todos los planos de la existencia, pues su presencia marca principios y nacimientos de nuevas etapas de mucha productividad y creatividad. También hace referencia al plano interior del consultante, indicando una etapa de entusiasmo y alegría.

Esta carta del As de Bastos nos habla del primer impulso y ganas de empezar un trabajo nuevo, una nueva forma de vida o un cambio en tu carrera. Es el momento de escuchar y confiar en tu yo “interior”, no hagas casos a los consejos de los demás.


Casi siempre advierte al consultante sobre la necesidad de revisar todos los aspectos internos y externos de nuestra vida, a fin de evaluar que en realidad estamos manejando nuestras vidas de la forma más eficiente y organizada posible, o si por el contrario nos está faltando arrojo y osadía a la hora de construir nuevos senderos, probar nuevas estrategias y aventurarnos a nuevos retos, que puedan traernos de la mano oportunidades de crecimiento. De esta forma, el As de Bastos también surge como una advertencia hacia el consultante de revisar su arrojo, al tiempo en que le insta a confiar más en sí mismo y asumir nuevos rumbos, haciéndole caso siempre a nuestra intuición, pues el As de Bastos también hace referencia a la sabiduría interna del consultante que lo guiará a puerto seguro. Nos habla de la llegada de un periodo de mayor optimismo y energía.
 

En el plano espiritual, la presencia del As de Bastos anuncia el inicio de una etapa de conciencia y de crecimiento espiritual. A algunos tarotistas les gusta señalar que esta carta anuncia la apertura del tercer ojo (el ojo espiritual) del consultante, por lo que la intuición, los sueños premonitorios e incluso el estudio de ciencias ocultas se ven altamente favorecidos a la luz de esta carta del tarot.


 As de Bastos en el Tarot de Rider Waite

Entradas populares