Las Estrellas y Las Cartas: Astrología y Tarot


La Astrología no divide la vida en aspectos buenos o malos, sino que se trata de un sistema más complejo. También se darán cuenta que detrás del Tarot hay aspectos más profundos de los que se ven a simple vista. Entonces, ¿qué tienen en común estas dos técnicas oraculares? Ambas trabajan con símbolos, y dichos símbolos plantean nuevas preguntas. Necesitan ser interpretados.

 Astrología y Tarot

Autor, Ernst Ott - Astrodienst AG. 

Los signos abstractos de una carta astral son traducidos en imágenes y figuras. Los nombres de los símbolos individuales, tales como Acuario, Marte o Venus, muestran la dimensión arquetípica que representan nuestras imágenes internas. Los ritmos de los cuerpos celestes son sólo una analogía, mientras que el contenido real de la Astrología se encuentra en la psique humana, incluyendo el Inconsciente. El Inconsciente utiliza un lenguaje figurativo.

El uso de un lenguaje figurativo es común a la Astrología y el Tarot. 


La excelente creación de las cartas del Tarot no nos proporciona símbolos abstractos que necesiten ser traducidos en figuras para hallareles un significado. El Tarot nos proporciona imágenes completas de nuestra vida interior. En este sentido, el Tarot es un-gran complemento de la Astrología. El Tarot como tal, es también un conjunto de símbolos. Y, como sucede con la Astrología, dichos símbolos necesitan ser interpretados. Por supuesto, el cliente en cuya tirada aparezca “El Diablo”, no se encontrará con el diablo con sus pezuñas en su vida real. No se trata de la imagen en sí misma, sino de la figura similar que representa en la psique del cliente.

Ambos sistemas se complementan entre sí de una forma ideal en la práctica. Algunas cartas del Tarot representan ciertos símbolos astrológicos directamente y, sin embargo, no son completamente idénticos. La similitud entre el símbolo astrológico y la imagen del Tarot es suficiente como para apreciar la relación entre ambos, aunque por otro lado, presentan diferencias que pueden proporcionarnos un nuevo impulso.

Dos ejemplos prácticos

Uno de mis clientes, una mujer de 35 años, tenía un componente Saturnino fuerte que aparecía reflejado en su carta natal y que estaba especialmente resaltado por un tránsito en el momento de la consulta. Se encontraba bastante estresada a causa de su vida cotidiana y de sus hijos a quienes educa sola sin ayuda del padre. 

La sesión sacó a relucir la necesidad de desarrollar de forma consciente las cualidades de su Saturno natal y al final llegó a la siguiente conclusión: “Debo trabajar de forma eficiente, tomar responsabilidades, aprender a expresar mis propios límites y aceptar mis limitaciones”. Al terminar la sesión dijo: “Me gustaría ser más madura y relajada para poder abordar un tema a la vez, paso por paso ”. Una buena afiramación muy propia de Saturno.

El Ermitano


Mi clienta complementó su deseo al extraer la carta del Tarot “El Ermitaño”. Esta carta tiene de hecho bastante similitud con Saturno, ya que un viejo y sabio Ermitaño sigue su propio camino. Esto confirmó perfectamente la interpretación a la que habíamos llegado yagregó al mismo tiempo una nueva dimensión a la misma, porque la mujer exclamó: “El Ermitaño sigue su propio camino, en soledad y sin equipaje - ¡Cómo le envidio!” En la conversación que siguió tomó consciencia de estar acarreando un equipaje demasiado pesado, parte del cual ni siquiera le pertenecía. En ese momento, ella escuchó la voz del Ermitaño que le decía: “La única responsabilidad que tienes es sobre tu vida, elige tu propio camino y no te pierdas en las pequeños detalles de la vida cotidiana”. 

Esta interpretación era un complemento importante que podría haber surgido también de la lectura astrológica, pero que la imagen del Tarot expresó de manera directa y explícita. A mi cliente le resultó clara y accesible de forma inmediata. Como consejero astrológico, yo estaba encantado de ver cómo mi cliente desarrollaba su propia interpretación, lo cuál hubiera sido imposible en el caso de la Astrología sin un conocimiento especial sobre la materia.

A veces la carta del Tarot no parece complementar ni ajustarse a la interpretación del horóscopo a primera vista. Pero con un poco de tiempo y una reflexión más profunda, a menudo puede proporcionar información adicional y equilibrada útil para aconsejar al cliente. 


Con otro cliente , le expuse los temas principales relacionados con Plutón y su significado psicológico con tal intensidad que al final de la sesión el aire se encontraba cargado de dichas vibraciones. El cliente había trabajado a consciencia sobre sí mismo. El Tarot, sin embargo, respondió de forma complementaria a través del Tres de Copas, una carta que muestra a tres mujeres bailando y festejando.

La imagen irradia tal luz de felicidad que la mujer casi se sintió ofendida al principio, como si el Tarot no tomase en serio su pasión y su esfuerzo. Pero en seguida descubrimos que dicha luz era lo que necesitaba para equilibrar el descubrimiento realizado. Decidió contactar a dos amigas conocidas que no estuvieran apesadumbradas por ban ningún complejo psíquico en ese momento y que deseasen divertirse y pasar un buen momento. ¡Hay un tiempo para cada cosa! En este caso el Tarot complementó y equilibró una buena lectura del horóscopo aunque concentrada en un sólo aspecto de la situación.

El lenguaje simbólico de dos técnicas oraculares predicción

Conocer el simbolismo astrológico del Tarot es un requisito previo para una buena combinación de estos dos oráculos. También es útil conocer algo acerca de la Historia y del simbolismo del Tarot.

La Astrología y el Tarot trabajan con imágenes y símbolos abiertos. Ambas técnicas requieren de habilidad y responsabilidad por parte del consejero para ser capaz de reconocer oportunidades y desafíos. El gran beneficio del Tarot, sin embargo, es su comprensión inmediata. Si incluimos la imaginación del cliente, el o ella pueden tomar parte en la interpretación. Este procedimiento democratiza el desarrollo personal del cliente. El cliente depende en menor medida del conocimiento de la autoridad en la materia. El astrólogo está menos presionado de ofrecer siempre una interpretación correcta, si se incluyen las cartas del Tarot en la lectura. La sesión se enriquece y se vuelve más profunda al introducir este nuevo elemento creativo, ya que las imágenes hablan directamente al alma.

Las imágenes oníricas pueden tener un efecto positivo similar. Si se tiene experiencia acerca de la profundidad que una sesión astrológica puede alcanzar cuando un cliente relata un sueño, se conocerá la intensidad y la fuerza con la que operan las imágenes arquetípicas. 

Si el cliente no aporta un sueño, disponemos de uno al alcance de nuestra mano: El Tarot contiene nada menos que los sueños arquetípicos colectivos del ser humano. Las 78 cartas del Tarot resumen los patrones oníricos de todo ser humano. Incluso antes de aprender a trabajar con el Tarot reconocemos dichas 78 escenas, porque soñamos con estas antiguas figuras todo el tiempo aunque provengamos de costumbres diferentes. 

Las cartas del Tarot son directas, inexorables, mágicas y nos brindan consuelo como nuestros sueños y nuestra vida interior.

 Similitudes y Diferencias en la astrologia y el Tarot

Entradas populares