Si no encuentras tu camino, háztelo


El destino es el lugar al que nos dirigimos. Para algunos, ese futuro que algún día será presente ya está marcado (por alguna fuerza sobrenatural) por lo que nuestro paso por la vida consiste en esperar que llegue.

Por contra, para otros, el destino lo construye uno mismo, por lo que las acciones y la dirección que tomamos van a marcar uno u otro destino. Tu destino debes buscarlo, no te viene solo. No va a venir por arte de magia. Si queremos algo, hay que salir por él. Si no encuentras tu camino, háztelo.

El Universo siempre nos guía, el reto es callar la mente y seguir nuestra intuición. Siempre actúa a través de la inspiración, nada puede salir mal siempre se presentarán las oportunidades para seguir creciendo.   Lo cierto es que, desde siempre, los hombres se han formulado preguntas en torno al destino: “¿Hacia dónde voy?”, “¿Hacia dónde debo ir?”, “¿Por qué no termino de llegar al punto que me propuse?” La pregunta por el destino es la pregunta por el sentido que tiene nuestra vida. De ahí que sea una inquietud constante, que ha recorrido toda nuestra historia como seres humanos.
 

En realidad, cada quien construye su propio destino. Aunque hay factores que escapan al control individual, siempre existen diferentes alternativas para actuar frente a una misma situación. Aceptar que todo está escrito de antemano es renunciar a la libertad y a la vida misma. 


Entradas populares