Tarot de Rider Waite: As de Oros


Como en los demás ases, una mano divina surge de las nubes,en este caso sujetando una moneda de oro en la que aparece grabado un pentáculo. El pentáculo, símbolo de la realidad completa -los cuatro elementos más el espíritu- se inscribe en la moneda de oro como símbolo de la prosperidad y la estabilidad a nivel físico y en el mundo material. No hay Yods, o letras del nombre de Dios, en esta carta como había en los otros ases: la realidad material es hermosa y próspera por sí misma, es una vía a lo divino, sin necesidad de intervención directa de la divinidad.

Así lo confirma el bello jardín debajo de esta mano, en el que se ve un arco o puerta que conduce a un paisaje montañoso; esa es la puerta que nos dicen que los bienes materiales bien utilizados nos abren a realidades superiores. No hay que menospreciar los bienes materiales, sino utilizarlos con sabiduría. Ellos, igual que todo, forman parte de un plan superior.


El As de Oros representa seguridad, comodidad, mejora en la situación personal y un nuevo comienzo en lo que a preocupaciones económicas o materiales se refiere. Adelante, la escarpada montaña azul representa un excitante nuevo destino. 


Las esperanzas que trae el As de Oros sólo son el principio, aunque el paisaje que tenemos ante nosotros no sea del todo tranquilizador. Sin embargo, representa un nuevo punto de partida y nuevas esperanzas de riqueza y prosperidad.
  • Alcanzar un éxito esperado.
  • Ser práctico, pragmático o realista.
  • Nueva oportunidad ante negocios, carreras profesionales, situaciónes financieras.
  • Un recordatorio de todo lo bueno que ya posees.
  • La sensación de que merecemos algo. 
  • Perfección. Prosperidad. Felicidad. Deleite. Fortuna.
En la representación de Rider-Waite del As de Oros, se muestra a una mano que emerge de una nube. La mano sustenta una gran moneda dorada que tiene impresa la estrella de cinco puntas (el pentáculo, de ahí el nombre de Pentáculos para el palo de oros). Bajo la mano se puede ver un jardín, con flores al fondo. El jardín está rodeado por un muro cubierto de rosas. Al fondo de la puerta que franquea el muro, puede verse una alta montaña de color azulado. Un cielo despejado domina la imagen de la carta.

Hay nubes en cada una de los ases del tarot de Rider-Waite y una mano, que puede interpretarse como la Mano de Dios, se ve emergiendo en cada uno de ellos, mostrando el símbolo asociado con cada palo. En los oros es el pentáculo, la moneda dorada. La Mano Divina nos sugiere nuevos comienzos, iniciación y satisfacción, mientras que el propio pentáculo, junto con las flores y el jardín, representan recompensas, prosperidad, y riqueza material.



Entradas populares