Aceites esenciales para combatir la ansiedad


La aromaterapia es una de las formas más sencillas y efectivas de combatir trastornos como la ansiedad y el estrés. Solo tenemos que inhalar la esencia que elijamos para obtener sus beneficios. Las técnicas de aromaterapia son cada vez más populares en el tratamiento de varios tipos de dolencias físicas y también emocionales. Se trata de un método 100% natural que se basa en el uso de diferentes aromas y aceites esenciales cuyas propiedades promueven el bienestar.

Los aromas son detectados por los millones de receptores que tiene la nariz y, pese a su diminuto tamaño, estos transmiten señales que permiten disfrutarlos.
Debido a esto, muchas personas los han empleado como base en terapias de relajación. No obstante, recordEmos que en caso de que nuestra ansiedad interfiera ya en nuestra calidad de vida, no debemos dudar en solicitar ayuda experta y profesional.

Seguidamente, veremos qué 7 aceites esenciales son los más idóneos para aliviar problemas de ansiedad, estrés y agotamiento.

Aceite esencial de rosa para combatir la ansiedad. El aceite esencial de rosas es una fragancia delicada que contribuye a controlar los síntomas de la depresión, la fatiga y el insomnio. De hecho, estudios como el llevado a cabo en la Universidad de ciencias médicas de Teherán, este tipo de aceite es efectivo para favorecer un estado de calma y relajación muy adecuados.

Su aroma agradable estimula el área del cerebro que se encarga de aumentar los recuerdos felices y satisfactorios. Está recomendado como tratamiento complementario y natural, para reducir el impacto de la la ansiedad en momentos difíciles.

Aceite esencial de angélica. Los efectos ansiolíticos del aceite esencial de angélica es relajante, analgésico, tonificantes y revitalizador. La Universidad farmacia de Shenyang, en China llevó a cabo un interesante estudio donde demostrar que su efecto era muy terapéutico, reducía la ansiedad y mejoraba la concentración.

Unas gotas del producto añadidos en la tina sirven para combatir la debilidad física y la depresión.

Lavanda. El aceite esencial de lavanda ocupa el lugar número uno en lo que tiene que ver con terapias alternativas con aromas. Sus propiedades relajantes disminuyen los niveles de ansiedad, los episodios de dolor de cabeza y la tensión muscular ligada al estrés. También se aconseja para optimizar la calidad de sueño y mejorar el estado de ánimo durante las jornadas laborales difíciles.

Por otro lado, cabe decir que no faltan los estudios que avalan su efectividad. La universidad de Münster, en Alemania, y en concreto su departamento de neurología demostró su utilidad para reducir el impacto de la ansiedad.

Aceite esencial de pino. El aceite esencial de pino es un producto que se extrae de las agujas de los pinos y cuyo aroma es un fuerte apoyo medicinal. Al ser muy similar al que se obtiene del árbol de té y del eucalipto, sus extractos tienen propiedades antisépticas, antiinflamatorias y analgésicas. Está recomendado tanto para la limpieza del hogar como para combatir y prevenir varios tipos de dolencias y enfermedades.

Contiene poderosos antioxidantes que, tras ser aplicados sobre la piel, remueven las impurezas y facilitan la oxigenación de las células. También se considera un tónico para mejorar el equilibrio emocional, en especial cuando se padecen cuadros fuertes de ansiedad, estrés e irritabilidad. Como agente aromaterapéutico se usa para combatir la fatiga de la glándula suprarrenal y la depresión moderada.

Aceite esencial de naranja. El aceite esencial de naranja tiene propiedades antiinflamatorias, antidepresivas, antiespasmódicas y antisépticas. Cuenta con una amplia variedad de usos domésticos, industriales, medicinales y gastronómicos. Su aroma está relacionado con el incremento de los pensamientos agradables en la mente y, por ello, se utiliza con regularidad en las terapias contra la depresión.

Al inhalar su olor se crea una sensación de felicidad y relajación,que nos ayuda a disminuir la ansiedad y el estrés.

Aceite esencial de canela. Aunque se trata de un aceite esencial muy común, se considera como una de las mejores fragancias para mejorar el equilibrio emocional. Su penetrante olor traspasa con facilidad los receptores de la nariz y, dado que estimula el sistema nervioso central, mejora el estado de ánimo y calma los nervios. Se recomienda como complemento natural para calmar la fatiga, la sintomatología de la depresión y los trastornos de ansiedad. No obstante, estudios como el realizado en la Universidad de Pleasant Grove, avalan sobre todo su efecto relajante y antiinflamatorio.

Fuente, mejorconsalud.com

Aceites esenciales para combatir la ansiedad


Entradas populares