Conectar contigo mismo y con los demás


Conectar con uno mismo es la clave de toda transformación personal. Es precisamente por esta razón por lo que hoy en día cada vez son más las personas que invierten su tiempo a su propio autoconocimiento y desarrollo. Creo firmemente en la importancia de  la conexión con nuestro interior. Dedicar tiempo a escucharse, explorarse y descubrir nuestras emociones son la clave para mejorar nuestro bienestar.

Como sé que no siempre resulta fácil, en este artículo voy a compartir contigo las técnicas y hábitos que me han permitido sentirme en armonía conmigo misma.

Pero … ¿qué significa conectar con uno mismo?

Mucho se habla de «conecta con tu poder interior», «escúchate a ti mismo/a», «mira dentro de ti»… Seguro que a estas alturas has escuchado o leído estas frases hasta en la sopa.



Desde mi punto de vista, estas recomendaciones pueden ser útiles para inspirarnos y motivarnos, empujarnos a conocernos mejor, pero, en realidad, sirven de bien poco si no profundizamos más en el sentido de las mismas.
 
Por este motivo, antes de continuar, quiero explicarte qué es lo que yo entiendo por conectar para asegurarme de que tanto tú como yo caminamos en la misma dirección y viajamos en el mismo barco.

Para mí, conectar con uno mismo significa conocer la propia historia y reservar un espacio para la gestión emocional. Implica también honestidad y coherencia con uno mismo, voluntad de escucharse y aceptarse, además de cuestionarse las propias creencias.

Me ha encantado esta definición de Paula Vázquez, quien afirma que: "La conexión con uno mismo consiste en mirar la propia historia, pensamientos, emociones, creencias y modelos mentales, con el objetivo de poder aceptar, incluir y transformar lo que quieras en tu vida."

Habiendo aclarado este punto, vayamos ahora a lo que realmente te interesa. ¿Qué puedes hacer para conseguir conectar contigo mismo/a?

Viajar en solitario. Hacer la maleta, colgarse la mochila al hombro y viajar a solas a cualquier otra parte del mundo me parece la mejor técnica que existe para conectar con uno mismo.

Escuchar música. La música ha estado muy presente en mi vida desde bien pequeñita y, gracias a ella, he conseguido conectar con mis emociones y, por tanto, conmigo de un modo muy profundo.

Escribir. Anotar tus pensamientos y reflexiones personales en un cuaderno personal es otra técnica muy útil para conectar contigo.

Disfrutar de una excursión por la naturaleza. Estoy convencida de que, tras una salida por la naturaleza, has vuelto a casa con la sensación de haber desconectado.


Meditar. Otra de las técnicas más eficaces que conozco para conectar con uno mismo es la meditación.

Caminar a solas. Después de mantener este hábito durante mucho tiempo en el pasado, esta recomendación no podía faltar en este artículo.

Identificar y dar rienda suelta a tus emociones. Durante estos últimos años, he podido comprobar cómo muchas personas reprimen sus emociones por temor a sentirse vulnerables.

Gestionar tu tiempo en coherencia con tus necesidades. El tiempo que reservas para tu propio disfrute debe ir en consonancia con tus necesidades y no al revés.

Compartir momentos de silencio con personas de tu confianza. Siempre he creído que los momentos de silencio están infravalorados. Y lo digo yo, que me encanta hablar y compartir buenas conversaciones en buena compañía.


Plantearse preguntas. Aunque cada vez lo hacemos más a menudo, en general tendemos a cuestionarnos poco, incluyendo hasta nuestros propios valores.

Espero de corazón que este post te resulte útil y te ayude a conectar más contigo mismo/a.


Fuente, abrazandoelcambio.com

Conectar contigo mismo y con los demás.

Entradas populares