¿Cuál es tu misión en la vida?


El Tarot te ayuda a descubrirlo. Las cartas revelan cuál es tu esencia, tu personalidad y tus dones. Ellas esconden muchos secretos y diseminan su influencia sobre nuestro destino. 

Las cartas del Tarot tienen muchos secretos para contarnos. Sus imágenes simbólicas hablan de nosotras mismas. Popularmente se conoce al Tarot como herramienta adivinatoria. Lo consultamos en un contradictorio  juego de escepticismo y anhelo de que “acierte” nuestro destino.

Pero es difícil que el Tarot  sea comprendido en esta sociedad principalmente racional y patriarcal. La cultura del mundo moderno está formateada por hombres: la historia, las leyes y las religiones han sido escritas casi en su totalidad por ellos. Hay que poner mucha “garra” para sentirnos merecedoras de una genuina percepción espiritual y para reconocer nuestro poder místico.

El Tarot es una forma de religión, nos “religa” con nuestra esencia femenina y receptiva, nos recuerda quienes somos sin culpas ni pecados, revive nuestros potenciales intuitivos, organizando lo que percibimos más allá de lo racionalmente demostrable. Suelen llamarnos “brujas”, el Tarot, nos atrae y nos intriga, conocerlo en profundidad puede convertirse en un maravilloso y complejo viaje hacia nosotras mismas y hacia nuestros vínculos.

La idea es utilizar las cartas como herramienta de activación de nuestros dones, esos talentos que percibimos pero que quizás nos cuesta desarrollar.


Descubrí la llave de tu potencial

Sumá la fecha de tu nacimiento: del número resultante surge la carta de tarot que nos rige. Ese será nuestro arcano de vida cuyo simbolismo nos sugiere el camino de vuelta hacia nosotras mismas. Al sumar nuestra fecha de nacimiento llegaremos a un número que debemos reducir a UN sólo digito.

Utilicemos una fecha de nacimiento como ejemplo: alguien que nació el 24 de diciembre de 1973.


El ejercicio consiste en reducir al menor número posible la sumatoria del nacimiento. Esta persona desarrollara talentos de vida con energía 2, que es la carta o el Arcano Mayor llamado La Papisa. Recordemos que nos manejamos con los números de un solo dígito (o sea del 1 al 9) por ser los más relevantes para nuestro ejercicio.

Si tu fecha de nacimiento suma:

Número 1: El Mago
. Tu misión es: comunicar, entusiasmar y unir mundos.Sos una iniciadora nata, te entusiasmás fácilmente con diferentes proyectos, aunque el resto te vea inestable a vos te resulta fácil y natural comenzar nuevas etapas. Deberás desarrollar actividades asociadas a la vincularidad y a la comunicación para superar el sentimiento de dificultad de consolidación y afianzamiento en la vida. Tu talento es comenzar y entusiasmar, no quedarte y sostener. Si logras confiar en tu liderazgo y tu creatividad para la comunicación, irradiarás genuina vitalidad. Tu mente es súper ágil con mucha capacidad  para anunciar lo incomunicable. Tenés tanta cabida para acomodar las palabras a tu antojo, que habrá que estar atenta a no utilizarlas exclusivamente para tu propio beneficio sino para vincular ideas y mundos que, sin tu aporte, quedarían aislados.
 

Número 2: La Papisa. Tu misión es: proteger y confiar en tu intuición. Sos muy intuitiva y  extremadamente sensible, probablemente herencia de tu madre. Tus dones resonantes y mediumnicos no siempre están avalados en la sociedad racional actual, por lo que deberás ser tolerante y saber cuándo y con quién compartirlos. Si lográs desarrollar tus talentos con paciencia y tolerancia, descubrirás tu gran capacidad para calmar a los otros en este mundo de enfermizo ritmo vertiginoso. Irás descubriendo que cuanto más rápido quieras andar más lejos estarás de tu esencia, te convertirás en una maestra perceptiva de tiempos y oportunidades correctas para actuar. Sabés acompañar y proteger conectada con una gran protección espiritual. A tu lado, los otros se sienten seguros y tranquilos, les permitís crecer y desarrollarse sin temor, convirtiéndote en una excelente terapeuta de la vida.
 

Número 3: La emperatriz. Tu misión es: expresarte amorosamente y generar creatividad. Sos creativa y sensual. Muchas veces -por pudor o vergüenza de asimilar tus dones- podés tender a proyectarlos en tu hija (si la tuvieras). Esta carta reúne los dotes de las dos anteriores: sensibilidad y capacidad comunicativa. Habrá que confiar en el propio estilo afectivo y exuberante para generar vínculos y situaciones donde gracias a vos todo crece con mayor creatividad y amorosidad. Tu gran talento es lograr que cada persona sienta que puede expresarse sin reservas. Esta carta representa el poder del cuerpo femenino y su ilimitado placer erótico. La Emperatriz recuerda la máxima capacidad de disfrutar y de generar vida, dones exclusivos del género femenino. Aunque esta carta simboliza grandes talentos para incentivar el encuentro, la amorosidad, el disfrute, el contacto erótico y la belleza de cada situación, suele costar superar el pudor y la culpa para desarrollar lo que este arcano genuinamente propone.
 

Número 4: El Emperador. Tu misión es: ordenar y dar seguridad. Sos criteriosa, ordenada y responsable. La figura de tu padre (por carencia o por exigencia) ha sido determinante en tu estilo. Necesitás estabilidad, seguridad y permanencia en la vida y en una pareja también, debiendo superar un particular miedo a confiar en los varones. Desarrollar tu gran capacidad de auto-sostén y una profesión que reúna solidez y vitalidad te darán excelente prestigio y servirá como estímulo profesional para otras mujeres. Segura y sin necesidad de ser sostenida, lograrás vincularte con el varón desde el corazón, convirtiéndote en guía y consejera para que otras mujeres desplieguen un mejor vínculo con los hombres. Ayudarás a superar femeninos y contradictorios anhelos de ser rescatadas tanto como aprisionadas por el género masculino.

Número 5: El Papa. Tu misión es: cuestionar estructuras y generar nuevas creencias. Sos naturalmente provocadora y cuestionadota. Difícilmente aceptes una idea o una situación sin querer modificarla. Como no tolerás autoritarismos o abusos de poder, solés convertirte en la reivindicadora de los derechos femeninos. Tus dones transformadores se desarrollan mejor en el mundo espiritual, en la búsqueda transcendente vas superando tu tendencia combativa y desafiante. Tenés talento e intrepidez para enfrentar temas “tabúes”, como la sexualidad, el dinero o el manejo de poder y podrás convertirte en una líder espiritual o laboral. Serás guía para que las mujeres se animen a denunciar y liberarse de abusos económicos, sexuales o  profesionales.
 

Número 6: Los Amantes. Tu misión es: superar prejuicios y abrir caminos. Sos inquieta y curiosa, cambiante y emotiva; has aprendido a tolerar tu ambigüedad y tus contradicciones y a no tomar decisiones apresuradas. Gracias a tu versatilidad, has incursionado en muchos mundos y has conocido personas de lo más disímiles que te han llevado a descubrir tu gran capacidad de aceptación de lo diferente. Lejos de asustarte cuando los caminos se abren, te has hecho experta en aprender a tolerar contradicciones: sabés conducir a los demás cuando sienten que han perdido el rumbo ente millones de variables. Abrís conciencias, enseñás a otros a confiar en los imprevistos y a reconocer los tesoros que aparecen en las acciones no planeadas. A tu lado se aprende a aceptar lo nuevo y diferente. Nos ayudás a ser más compasivas y consideradas, a reconocer y tolerar las propias contradicciones, sin juzgarnos negativamente por ellas.
 

Número 7: El Carro. Tu misión es: desarrollar autonomía y coraje personal. Sos una mujer activa y emprendedora. La vida te ha  llevado a estar siempre en movimiento, a tener que tomar la iniciativa mucho antes de lo deseado, a ponerte a andar cuando el resto se paraliza. Valiente y corajuda, ya sabés que muchas cosas dependen de tu propia voluntad y esfuerzo. Sos líder y buena conductora, tu gran talento es generar en otras la confianza y la vitalidad que a veces nos cuesta encontrar por nosotras mismas. Al arriesgarte y confiar, sos impulsora de vidas más independientes: con tu ejemplo otras mujeres se adentran en el camino de la autovaloración y de la independencia. Has venido a traer seguridad y auto determinación al género femenino. 

Número 8: La Justicia. Tu misión es: generar armonía y sensatez. Sos naturalmente responsable y criteriosa. Tendés a ocupar lugares de mediación y arbitraje aportando sensatez a situaciones incoherentes y desordenadas. Probablemente se te ha exigido desde chica ser reflexiva y madura y, desde entonces, asumís el rol de responsable y juiciosa en los diferentes vínculos o situaciones que se presentan. Como tenés un gran talento para registrar las necesidades ajenas, llegás a acuerdos justos de manera rápida y acertada. Sos ejemplo de manejo responsable, respondiendo en cada vínculo con orden y claridad. Nos impulsás a ser realistas y a no generar deudas o dejar pendientes que no nos permitan seguir adelante. Sos consciente de que las acciones desmedidas pueden perturbar a otros y sumás siempre capacidad de autoevaluación, purificación y balance personal. Tus talentos consisten en aportar equilibrio y adultez a nuestras vidas.
 

Número 9: El ErmitañoTu misión es: buscar el profundo sentido de la existencia, cuestionar al ego desmedido. Sos observadora, solitaria y penetrante. Lo superficial  y cotidiano te resulta insuficiente, siempre buscás mayor profundidad en tu vida. Incursionás en diferentes estudios o religiones con el anhelo de encontrar esperanza y sentido a la existencia. Podés convertirte en ejemplo de desapego a las formas externas, en buscadora de sentido más allá de los logros profesionales o económicos. En tu andar por caminos espirituales encontrarás nuevas respuestas y herramientas para nuestro camino de autodescubrimiento. Aportás sabiduría y aceptación en las difíciles pruebas de la vida, serás foco de luz en el dolor. Con tu ejemplo mostrarás que es posible tener coraje para encontrarse en soledad con uno mismo; sin otros que nos confirmen, ayudás a tolerar el silencio, sin el ruido de los logros y aplausos externos que suele distraernos.


¿Cuál es tu misión en la vida? El Tarot te ayuda a descubrirlo

Entradas populares