Mercurio entra en Aries


  • De mente ágil y aguda que reaccionan con rapidez.
  • Poseen una inteligencia intuitiva. 
  • Personas impulsivas, impacientes y poco reflexivas. De ideas propias e independientes en su forma de pensar, les gusta el enfrentamiento de ideas y son directos al expresar lo que piensan.
Del 11 al 27 de abril Mercurio transitará Aries.

Mercurio abandonará Piscis para entrar en el signo hirviente de la juventud y la actividad de Aries. Potenciará la comunicación, el movimiento, los viajes, los intercambios y el comercio. Hay que acostumbrarse a los intercambios más rápidos, más espontáneos, a veces más agresivos.  Las voluntades personales se manifestarán y los jóvenes se agitarán.

Mercurio, el astro que rige la comunicación, entra al signo de fuego Aries. El tránsito de Mercurio habitualmente es de tres semanas en cada signo. Sin embargo, este año ha estado en el signo de Piscis durante más tiempo debido a que su retroceso se manifestó en ese acuoso signo.

Si generalmente el tránsito de Mercurio en Piscis es complicado, ya que dificulta la comunicación y fomenta que no seamos capaces de expresar verbalmente lo que sentimos y lo que necesitamos, el retroceso no ha facilitado las cosas en ese aspecto. La parte positiva es que ha creado un idóneo periodo de tiempo para replantearnos situaciones tanto en nuestra vida, como y también dentro de nuestras relaciones. 

Al quitar el enfoque en “los demás”, Mercurio en Aries nos ayuda a pensar en nosotros mismos y en ponernos primero. También nos ayuda a comprender nuestra posición en el mundo, el rol que tenemos que desempeñar en nuestras relaciones, en nuestro trabajo, y aquello por lo que vale la pena luchar.

A una vibración baja, esto puede hacer que seamos demasiado impulsivos a la hora de hablar, que necesitemos tener la razón a toda costa, y acabemos discutiendo con personas con las que no debemos discutir o bien que digamos cosas que no queríamos decir. Es un periodo de tiempo en el que se pueden dar muchos debates en el trabajo, ya que las personas quieren sobresalir por su intelecto y por el peso de sus argumentos. Dentro de las relaciones, podemos acabar discutiendo sin querer hacerlo y por temas que en realidad no nos importan tanto. En estos momentos, no conviene ponerse necios o intentar que todo el mundo tenga la misma visión del mundo y las mismas creencias que nosotros tenemos.

Si funcionamos a una vibración alta, estos planetas pueden ayudarnos a luchar por nuestros propios proyectos y a crear espacio en el día para enfocarnos a nosotros mismos. Si en algún ámbito de tu vida estabas sintiendo que estabas dando demasiado a cambio de nada, en este momento podrás tener el valor de tomar las decisiones correctas que te lleven a tener más tiempo libre y que demuestren que te respetas a ti por encima de todo.

Es probable que durante este tiempo las personas estén más dispuestas a dar su opinión, a comentar cualquier evento o noticia que suceda, y también que puedan lanzar críticas o comentarios hirientes. Estas situaciones son la prueba, el examen práctico a superar y que demostrará lo que aprendiste con Mercurio y Venus en Piscis.

Es posible que durante este tránsito te toque defenderte tanto a ti como lo que es mejor para ti. Más no se trata de proteger tu ego o porque simplemente quieras tener la razón—esa es la vibración baja de este tránsito—es demostrar que no vas a permitir que te humillen ni que caminen sobre ti. Además, puede que tengas que hacerlo sin devolver los comentarios hirientes ya que respetas al otro, ya que, gracias al tránsito de Mercurio en Piscis, comprendes su perspectiva.

Si durante Mercurio en Piscis estuviste pensando en temas del pasado que dejaste sin concluir, este puede ser el momento de darles cierre. Pero recuerda que se trata de eso, de cerrar un capítulo, no de escribir la segunda parte. Es buen momento para terminar cursos, para acabar proyectos y para llamar a personas con las que tienes algo pendiente.

En resumen, lo mejor que puedes hacer es utilizar todas las herramientas comunicativas que tienes a tu alcance. Ten las conversaciones difíciles que harán que tu vida se impulse. Atrévete a pasar a una nueva etapa cerrando todo lo que ya no puedes seguir arrastrando. Y no te enfrasques en discusiones que en realidad no son importantes—elige tus batallas. ¡Ten un feliz tránsito de Mercurio por el signo de la fortaleza y la independencia!


Autor, Irene Cano.
Astróloga. Sevilla, España.

Entradas populares