Venus entra directo en Géminis


Venus, el planeta del amor, entra directo en el signo de Géminis el 3 de abril de 2020, un tránsito muy hermoso porque activa los resortes más profundos de nuestra personalidad, la facultad de expresión, la gracia natural de cada uno de nosotros. 

Venus es conocido como el planeta del amor, y Géminis como el signo de la imaginación, la facilidad de palabra, los deseos de aprender. Es el bello lucero que los antiguos asociaban con la diosa Venus o Afrodita, la belleza pura y es el planeta regente de Tauro y Libra.

Según la astrología se avecina un tiempo de mucha actividad intelectual, algo que nos viene como anillo al dedo en este segundo trimestre del año en el que todos nos encontramos bajo situaciones sociales extremas debido a las medidas de protección contra la pandemia del coronavirus.

 Venus entra directo en Géminis

De ahí que este movimiento del lucero, el planeta del amor, al refrescante signo geminiano contribuya a que con nuestras ocurrencias pongamos un toque alegre al encierro y se haga más llevadera la situación de emergencia. Un tránsito formidable pues también acentúa nuestras versatilidad, agilidad mental y genialidad, chispa y capacidad expresiva, algo indispensable cuando ocurren situaciones extremas. Estaremos ocupados, son muchas las cosas que se desean hacer ¡y el tiempo no alcanza!

Venus retrógrado en Géminis, a partir del 13 de mayo y hasta el 25 de junio.

Cuando es retrógrado, la energía de un planeta puede volverse contra sí mismo. Esto no significa que se vuelva invisible o indetectable, de hecho, puede llegar a ser mucho más intenso para la persona que lo experimenta. Sin embargo, la energía retrógrada puede ser más difícil de sacar a la luz y utilizar en el mundo exterior. 

Cuando Venus retrógrada, su naturaleza normalmente social y amistosa puede ser tímida, retraída o tranquila. Hay un sentido más profundo de valor en las experiencias de uno que debe ser encontrado sin distracciones o interrupciones externas.

Lo importante durante estos días es intentar mantener la calma y evitar los enfrentamientos directos. Porque Géminis es un signo mutable, y puede llevarnos a cambiar de opinión de forma muy rápida. Dejarse llevar por un exabrupto en estos días puede ser la peor decisión, de la que luego podemos arrepentirnos. La retrogradación dura unos 40 días, intenta no romper vínculos en ese tiempo.


Cuando Venus está retrógrado, la Diosa del amor, la belleza, la justicia y el placer puede mostrar un lado que se parece más a una Diosa de la guerra, el sabotaje, la pretensión y la compulsión. Venus tarda 225 días en hacer una revolución completa alrededor del Sol y está parado durante algunas horas o 3 o 4 días. Venus se revierte cada 18 meses más o menos, y luego permanece así durante aproximadamente 6 semanas. 

Venus retrógrado es un tiempo en el que podemos vernos obligados a reexaminar lo que consideramos qué «vale la pena». Es posible que se nos pida que hagamos un balance de si las actividades, las personas y las cosas en las que hemos invertido nuestro tiempo, energía, compromiso y dinero nos están dando las recompensas que pensábamos que habíamos negociado.




Entradas populares