Signo del zodiaco Géminis


Elemento Zodiaco: aire.
Símbolo zodiacal: gemelos.
Cualidad Zodiacal: mutable o doble.
Duración (sideral, Hindú)​: 15 de junio - 16 de julio (2020, UTC).
Duración (Tropical): 22 de mayo - 21 de junio (2020, UTC).
Domicilio: Mercurio.
Detrimento: Júpiter.

Es un signo mental e intelectual, como todo signo de Aire, que tiene que ver con las relaciones, las cuales comienzan en Géminis. La energía que se gesta en Aries, que se divide por la dualidad en Tauro, comienza a moverse en Géminis. Ejemplo del triángulo que se mueve continuamente. Todo este movimiento se refleja en la búsqueda de la otra parte que de alguna manera a través del movimiento se ha extraviado. 

En el psiquismo geminiano, siempre hay una añoranza de una relación perdida. Añoranza sobre la unión, añoranza del “uno”. De aquí parte la teoría de la búsqueda del alma gemela. Esta alma par es parte de uno mismo y lo busca en todos, impulso inconsciente de búsqueda de la parte incompleta, se da en los 3 signos de Aire, en menor medida en Acuario.

En Géminis se materializa el típico problema de la mente lógica y racional que adquiere aquí toda su fuerza (hemisferio izquierdo). 

La temática geminiana es la conexión con todas las realidades, hasta llegar al punto del alquimista. Mente como única experiencia, principio y final de la experiencia. Esta polaridad se divide en un conflicto que encuentra en una punta la mente analítica, lógica y objetiva (la geminiana), y en la otra, la mente de su opuesto complementario que es Sagitario (hemisferio derecho), integrando ambas el ser humano, que es un todo, puede llegar a la mente  del alquimista. Si solo  se mantiene en el nivel geminiano, se manifiesta como una mente analítica, superficial. 

Abordan la vida desde el intelecto, no se involucran más que intelectualmente, no emocionalmente, aún pudiendo ser muy sensibles, solo se conectan desde la mente que se manifiesta como curiosidad. Son versátiles y adaptables. Sintonizan con todos los aspectos de la naturaleza humana desde la diáspora, la dispersión (ejemplo del mercurio cuando cae), se conectan con la vida desde una mente ávida de información y así se involucran en todas la áreas. 

La mente es un interpretador de la realidad que no puede quedarse demasiado tiempo en un lugar, porque  la mente es movimiento, y el aire es movimiento perpetuo, y es a partir de eses movimiento  perpetuo que Géminis puede experimentar la variedad, pero sin criterios morales o éticos. 

Experimenta la influencia de creencias duras, es continuamente cambiante en sus aseveraciones. Es como que hace una vuelta, es maleable y ve las cosas desde múltiples focos, los 360° de la visión. Son irónicos y punzantes, satíricos, pero después se ríen porque no tienen registro de cuanto “impacta” su palabra a su interlocutor, al que pueden cambiarle el argumento continuamente desde su percepción mutable de la realidad, son dubitativos ante todo, porque no pueden asirse a ninguna seguridad empírica ya que para ellos todo cambia. 

Pueden incluso hasta parecer mentirosos, pero no es así, sino una readaptación subjetiva y mutable de la realidad (es el gran vendedor). No tiene mucha capacidad de concentración, dado que su mente está dirigida a la multiplicidad. Necesita estar siempre en movimiento, conversar, intercambiar en las relaciones, gran capacidad de escuchar y comprender dado a que no está aferrado a ninguna creencia. 

El gran tema de los geminianos es que sus propias emociones están escindidas de su cuerpo por su gran actividad mental. Todo lo interpretan y lo reinterpretan, pero no registran las emociones: en el mayor de los caos el geminiano te dice que está “bien”. Su gran problema es bajar a tierra e involucrarse, no quedarse volando en elucubraciones que muchas veces no llevan a ninguna parte. Uno de los atributos de Sagitario y su regente Júpiter, es darle un sentido, una orientación. 

Más allá de incorporar le hemisferio derecho creativo, y la opción de síntesis que a Géminis le cuesta tanto. El tema es comprometerlo con la pasión por la existencia y las búsquedas, que son las búsquedas de sí mismo, en definitiva las búsquedas filosóficas. Se relacionan con la vida como el niño eterno (Mito del púber aeternus: Peter Pan).

A diferencia del canceriano que tiene cambios de humor por las emociones, el geminiano cambia de actitud, de rol, porque continuamente juega, dado que no puede acceder al mundo emocional. Son muy vulnerables en el sistema nervioso (no les gusta el ruido, aunque sí las fiestas), desordenado, caótico. Le cuesta relacionarse y comprometerse de una manera adulta con la sociedad. 

Les cuesta asumir una responsabilidad de continuidad, tanto en el trabajo como en sus propias vidas. Son erráticos, siempre en movimiento y le tienen pánico a los vínculos por temor a la pérdida de la libertad. 

Ante la relación de pareja, en esta eterna búsqueda del alma gemela (que muchas veces pierde en una fantasía) la mente actúa como disociadora ante estas situaciones (Será, no será?), separa de la percepción verdadera, más allá de tener percepciones fuertes de haber encontrado a la persona correcta. 

La mente buscará connotaciones mentales e interpretará sus sentimientos llevándolo a conclusiones que posiblemente sean auto mentiras. Probablemente por esa necesidad de estar conectado con tantas personas, esta elección individualizada los atemorice ante la posibilidad de una pérdida de la libertad, no pudiendo estar bien ni con la pareja ni con los otros. 

Le aterra el vínculo de compromiso (especialmente los varones, también los Virgos y los Piscis, 3 signos mutables), no solo porque es una pérdida de la libertad, sino porque ante todo implica crecer, madurar, comprometerse y bajar a las profundidades emocionales donde inevitablemente deben involucrarse con el otro y no con la propia fantasía del otro. Cuando se estresan necesitan varios días para recuperar la energía perdida (a diferencia de los Tierra que tienen acopio de energía).

El geminiano evolucionado (con su energía de alquimista bien encaminada, el que incorporo su hemisferio derecho) puede ser una persona leal, fiel y comprometida, tanto en sus vínculos como en su trabajo, pudiendo moverse en todas las realidades, tanto en las terrenales comen en las más elevadas (ejemplo La Madre Teresa de Calcuta, éxtasis místico y conexión con la realidad). 

Puede conectar e intercalar las diferentes realidades y ser muy creativo, curativo y terapéutico a través de la palabra y su conocimiento. 

Son los grandes terapeutas cuando tiene bien integrado su opuesto complementario. Intuitivos y precisos, agudos pero dulces, suaves. Y sobre todo conciliadores de muchos estudios para un único conocimiento (Géminis bien integrado). El otro extremo es el vendedor chanta, en el medio hay muchos grises.

En el cuerpo son ágiles y flexibles. Pueden ser gimnastas, acróbatas, malabaristas, también ladrones carteristas (por su rapidez con las manos y los dedos), magos de las fiestas.  Su punto débil son los pulmones y todos los problemas derivados del tema respiratorio: bronquios, asma, alergias. También problemas en sus miembros, en la articulación y el movimiento, sobre todo de los hombros. A veces también problemas de comunicación.

Sus piedras y metales son las jaspeadas con muchos colores y el mercurio. Los colores son los brillantes, distintos y variados, no lisos. Estampados múltiples y los colores pastel.

Palabras
  • Movimiento, cambio, curiosidad, dispersión, comunicación, alegre, diversión, intereses múltiples, adaptabilidad. 
  • Mito de Castor y Pólux (los gemelos, uno bueno y otro malo, dualidad)
  • Primer signo que necesita vincularse. 
  • Signo de las relaciones. Interdependencia. 
  • Nervioso, generalmente no se involucra en las relaciones y tiene miedo al compromiso: hago pero no profundizo. 
  • Muy bueno para las artes en las que tiene que ver la palabra. 
  • La visión del detalle, busca lo particular más que la totalidad. 
  • Las piezas del rompecabezas.
Fuente anastrologia.blogspot.com

Signo del zodiaco Géminis

Entradas populares